Rosas para Lecuona

Enjoy the magic of two sensitive artists with a vast knowledge of the infinite paths of Cuban music.

ARGUMENTOS DE LAS CANCIONES

Música de Ernesto Lecuona

  1. Dame de tus rosas (canción, letra de Ernesto Lecuona)

Tú proporcionas rosas rojas y blancas a mi jardín. Cuando nace la rosa, nace el amor en mi pecho y se llena de felicidad. Y, cuando se marchita, muere mi corazón de tanto llorar. Pero tu amor es fugaz y engañoso, y, a pesar de todo, te sigo amando.

  1. María la O (aria de la zarzuela María La O, letra de G.S. Galárraga)

La mulata hermosa, María la O es infeliz pues su amor, fugaz, la engañó. Ahora ya no canta, ahora le desprecia y quiere morir, porque él ya no volverá jamás.

  1. Se abrieron las flores (canción, letra de Alvaro Suárez)

Las flores de mis amores se abrieron, me ofrecieron su olor y sus colores. Mis labios sólo besaron con pasión una flor que nunca olvidarán.

  1. Siempre en mi corazón (canción, letra de Ernesto Lecuona)

Siempre te recordaré con nostalgia porque en tu alma fue donde aplaqué mi sed de amor. Hoy sólo quiero verte y no volver a perderte. Porque tu amor siempre está en mi corazón.

  1. Canción del amor triste (canción, letra de Juana de Ibarbourou)

Quiero a un hombre y le llevo en mi corazón siempre adonde voy. Viento, llévame, hazme volar por el cielo azul. Estoy triste, quiero huir, llévame contigo. Quiero ser ligera, no quiero pesar, para poder volar hacia él y lejos de aquí. Porque no puedo dejar de amarle.

  1. Quiero ser hombre (canción, letra de Juana de Ibarbourou)

Si fuera hombre, me caminaría noche tras noche por los largos caminos. Sería un vagabundo loco, y me iría lejos, para no volver.

  1. Señor Jardinero (canción, letra de Juana de Ibarbourou)

Deme dos capullos, uno blanco y otro rosa de los mismos colores de las mejillas de Natacha. Los pondré junto a su almohada. Y al día siguiente, usted tendrá dos rositas blancas y dos rositas rosas.

  1. La Señora Luna (canción, letra de Juana de Ibarbourou)

La señora Luna quiere un vestido verde y un velillo blanco para casarse con el pajecito de la Casa Real. Duérmete Natacha.

  1. Balada de Amor (canción, letra de Juana de Ibarbourou)

El hombre que esperaba pasó hoy a mi lado y se llevó mi alma tras él sin saberlo. Yo le seguí como una sonámbula, pero él no me vio y entró en su casa. Me puse triste y lloré hasta el amanecer. Alguien me avisó: “Levanta los ojos, que pasa él que aguardas”.

  1. Malagueña (solo piano).
  2. Madrigal (canción, letra de Gustavo S. Galárraga)

Una tarde, junto al lago, un cisne, tus ojos soñadores, y el amor por todas partes: en el agua, en tus ojos y en la tarde.

  1. Rosa la China (aria de la zarzuela Rosa la China, letra de Gustavo S. Galarraga)

Soñé la dicha de un amor, pero mi destino es el dolor. Nunca tendré besos. ¿Por qué soñaste Rosa la China? Tu rosa está marchita. Olvídale.

 

  1. Juventud (habanera, letra de Ernesto Lecuona)

Mi jardín no tiene ya flores. Están marchitas de dolor como mi alma.  Mi amor nunca volverá. Solo tengo la soledad. Ni siquiera me queda el recuerdo de aquel intenso amor. ¿Por qué recordar la ilusión de un ayer que no volverá a mi corazón? Juventud, te has llevado mi amor que era todo mi ser.

  1. Mi amor fue una flor (canción, letra de Ernesto Lecuona)

Te perdí y sólo siento tristeza y amargura en mi alma. Mi amor era una flor con espinas y tú pudiste cuidarla con tu amor. Pero la flor ha muerto y no tiene color. Nadie se apiada de su dolor. Esa flor que murió fue mi amor.

  1. Por eso te quiero (canción, letra de Ernesto Lecuona)

Te quiero por tu cara de rosa, porque me adoras, porque eres buena, porque tus ojos son divinos y lloraste cuando no estaba, y me das la alegría. Te querré hasta la muerte.

  1. Mi vida eres tú (canción, letra de Alvaro Suárez)

Me vuelven loca tus besos, llevo tu risa dentro de mí.  Eres mi vida y mi amor es sólo para ti. Ven a dar ilusión y consuelo a mi corazón. … Pero, yo sé que ya no me quieres como yo a ti, no te importa mi dolor.  Yo no puedo vivir sin ti, te necesito. Me muero sin ti.

  1. Noche Azul (habanera, letra de Ernesto Lecuona)

Noche azul, dame tu luz, vuelve a alumbrar mi corazón, que sin tu amor, yo me muero de dolor. Ven, noche azul.

  1. Sin Ti (aria de la zarzuela Sor Inés, letra de Castells y Meluza)

Sin ti, el cielo no es azul, ni la flor es bella ni existe el amor. Tú eras mi ilusión y no tengo consuelo. Mi felicidad se fue. Se fue mi sueño. Sin ti estoy triste y quiero morir. Ven que quiero sentir tu amor.

cita de Huberal Herrera

“La grabación de este CD rescata estas bellas canciones del olvido puesto que actualmente son poco interpretadas. Fueron escogidas con exquisito gusto por la soprano Ana María Ruimonte para enriquecer el ya basto repertorio de música iberoamericana.

Abordar la música de Ernesto Lecuona puede parecer una tarea relativamente fácil. Nada más alejado de la realidad. Durante muchos años he aguardado por una intérprete capaz de comprender, asimilar y expresar la obra de este compositor con la seriedad, vehemencia y sensualidad que requiere, cualidades que aprendí al lado del maestro Ernesto Lecuona.

Al conocer a Ana María Ruimonte capté enseguida que era la artista que esperaba, y trabajamos mucho. El resultado ha sido este fonograma que considero espectacular y deseo emociones al que lo disfrute.”

Huberal Herrera, 1 de agosto de 2017, Centro Habana, Cuba.

cita de Luis Manuel Molina de Varona

“Ernesto Lecuona es uno de los músicos cubanos más conocidos a nivel internacional. Como intérprete, este maestro fue un virtuoso del piano con un estilo muy personal y como creador fue a su vez un inspiradísimo compositor con inagotable vena melódica escribiendo obras que son verdaderas joyas de la literatura pianística, la cancionística y del teatro musical en la mayor de las Antillas.

“En el terreno del lied o canción, Ernesto Lecuona nos legó páginas imperecederas como Siempre en mi corazón, Noche azul, Desengaño, Funeral, Madrigal, Mi vida eres tú, y Dame de tus rosas, por sólo citar algunos títulos que por su calidad y exquisita inspiración figuran desde que fueron creadas en el Olimpo de la cancionística cubana al sintetizar y cumplir las tres exigencias fundamentales del “lied ideal”, que según el certero análisis del destacado compositor e investigador habanero Hilario González:

“Encierran alto nivel poético del texto escogido para musicalizar, fidelidad flexible de la curva melódica a la declamación de ese texto e independencia y expresividad dramatúrgica del contenido del discurso en la parte instrumental”.

“En sus canciones Lecuona no pudo sustraerse al hecho cautivador de las flores como motivo de inspiración. Así podemos citar títulos tan evocadores como Mi amor fue una flor Se abrieron las flores, Dame de tus rosas, esta última canción, tema introducgtorio del registro discográfico que les estamos presentando y que muy acertadamente se titula Rosas para Ernesto Lecuona, como tributo a alguien que se sintió tan atraído por la fragancia y por la presencia ornamental de las flores, que con sus colores y caprichosas formas engalanan siempre a la madre naturaleza.

Este CD realizado con exquisito gusto por dos artistas que prestigian con su arte el mundo sonoro hispanoamericano, nos presenta de una forma muy lograda, un producto acabado y atractivo y una conjunción admirable entre ambos intérpretes al abordar hermosas canciones nacidas del incomparable talento creador de Lecuona con la colaboración además del fino vuelo poético de escritores de la talla de Juana de Ibarbourou y Gustavo Sánchez Galarraga, entre otros.

“La cantante Ana María Ruimonte y el pianista cubano Huberal Herrera entretejen un fino brocado sonoro en cada obra que interpretan trasluciendo un encomiable trabajo de cámara, una fusión de almas y una profunda entrega a la obra plena de inspiración de este cubano inmortal. El disco cuenta además para su realización con la participación del destacado músico norteamericano Alan Lewine, contrabajista de la ciudad de Filadelfia, como productor del fonograma y el experimentado grabador e ingeniero de sonido cubano Adalberto “Berty” Hernández. Les invito a que disfruten de la magia de una artista sensible y de un pianista vasto conocedor de los infinitos senderos de la música cubana”

Luis Manuel Molina, guitarrista, compositor, arreglista, locutor y realizador de programas de radio. 10 de julio de 2017, El Vedado, La Habana, Cuba.

cita de Ana María Ruimonte

“Llegué con Alan Lewine a La Habana buscando al compositor, encandilada por su bella música con la que me identificaba plenamente. Fue mi madre la que me abrió los ojos cuando me escuchó la romanza de María la O en un recital. Ella me insinuó mi destino con las siguientes palabras: “Esa canción te queda de maravilla!”… Y un par de años después, canté un recital exclusivamente dedicado al compositor dentro de la programación de Ruimonte’s Manhattan Series, en The National Opera Center de Opera America, en Nueva York, y que, en parte, patrocinó la Asociación de Artistas, Intérpretes y Ejecutantes, AIE. Gracias al buscador de internet de google y a youtube encontré el pianista que estaba buscando, Huberal Herrera, y viajé de inmediato con Alan Lewine a La Habana por primera vez para comenzar a preparar esta música con el pianista más adecuado dentro de la faz de la tierra. El maestro aceptó a colaborar conmigo. Trabajamos juntos, dimos un recital en el Museo de Bellas Artes de La Habana y, al marcharme, me entregó muchas partituras nuevas que había seleccionado para mí, para que siguiera trabajando esta música.

“Contar con el maestro Huberal Herrera asegura que esta manera de interpretar es verdaderamente el estilo que el propio compositor deseaba, pues ya le pidió al propio pianista la revisión de varias de sus obras demostrándole así la más absoluta confianza al respecto. El siempre elogiaba al jovencísimo Huberal por el profundo conocimiento de su música para piano y por el deleite que sentía cuando le escuchaba.

“El piano de Huberal Herrera es diferente y distinguido. Sus melismas, sus cambios armónicos, las partes improvisadas llenas de fantasía lecuoniana, las dinámicas y rubatos, los adornos y recursos expresivos, su sentido del ritmo, la absoluta compenetración con la línea vocal en melodía y contexto, los colores resultantes, los diálogos melódicos… Estoy realmente orgullosa de este trabajo minucioso y me siento la soprano más afortunada del mundo en este momento por haber tenido la posibilidad de trabajar este repertorio con un conocedor de la obra de Ernesto Lecuona tan excelente. Es todo corazón y pasión, y dentro de la perfección, la agilidad y el dominio interpretativo.”

Ana María Ruimonte, soprano.

cita de Alan Lewine

“La realización de este álbum ha sido una labor de amor. Ha sido mi sueño de 40 años viajar a Cuba y sumergirme de la música y la cultura de la isla. Este álbum es el punto culminante de los 3 viajes que realizamos la cantante y bella soprano española Ana María Ruimonte y yo, durante 2016 y 2017. Entre algunas de las fachadas que se desmoronan de La Habana encontramos la belleza y la maravillosa gente y entablamos amistad con el dulce Huberal Herrera, el mayor conocedor y magnífico intérprete al piano de la música de Ernesto Lecuona, uno de los más grandes compositores cubanos de todos los tiempos. Y encontramos un estudio moderno con lo último en la tecnología, y un ingeniero con un oído finísimo. ¡Qué oportunidad tan maravillosa grabar esta fantástica interpretación (y con la compañía de una pequeña botella de Habana Club) en las largas y amenas sesiones de estudio! Ha sido un honor trabajar con estos grandes artistas y presentar esta música al público.”

Alan Lewine, productor y contrabajista.

OPERA ACTUAL

“Lecuona, nacido en Cuba, fue un músico enamorado de España, donde desarrolló buena parte de su vida artística. El título de este álbum hace referencia a la fragancia y valor ornamental de sus adoradas flores, y su contenido abarca algunas de sus mejores y menos conocidas arias y canciones. El CD descubre la obra de un compositor que, más allá de sus conocidas Siboney y Malagueña, se adentra en una amplia variedad de estilos que permiten degustar su capacidad creativa, su talento, su comunicatividad y, sobre todo, la sensibilidad e intensidad con que transmite la esencia de unas melodías aptas para todos los públicos, entre las que destaca Siempre en mi corazón, que en 1942 fue nominada al Oscar a la mejor canción. Ana María Ruimonte, soprano madrileña afincada en EE.UU.-donde ha creado un espectáculo en torno al barroco español presentado en 2018 por ser el año Murillo-, utiliza con habilidad sus buenas cualidades y saca todo el brillo de su bien timbrada voz, con la que acaricia los textos y melodías con el soporte de la lectura impecable del pianista cubano Huberal Herrera, poseedor de la práctica totalidad de las distinciones de cultura cubanas, incluido el Premio de Honor Cubadisco 2009 y reconocido mundialmente como uno de los mejores intérpretes de Lecuona.”

Josep M. Puigjaner , OPERA ACTUAL, núm. 214, Junio de 2018.

Melómano

Rosas para Lecuona es una excelente recopilación de la obra del gran compositor y pianista cubano Ernesto Lecuona. La soprano Ana María Ruimonte pone voz al proyecto interpretando las piezas líricas más conocidas del compositor con un dominio técnico absoluto, mostrando sus capacidades musicales y vocales, estas últimas comprenden las tesituras de soprano y de mezzosoprano. La acompaña al piano Huberal Herrera, gran investigador de la obra de Lecuona, que interpreta con fidelidad el repertorio del pianista cubano. Herrera ha dedicado tres trabajos discográficos a las piezas del maestro. Lecuona compuso en estilos muy diversos, imprimiendo en su obra su gran bagaje cultural, que combina su origen afro-cubano con sonidos de la música popular española y de la música americana. De entre el gran número de composiciones que realizó destacan especialmente las canciones y zarzuelas por su estilo musical único y por la belleza poética de sus letras. Ruimonte y Herrera conforman un excelente dúo con el que rinden homenaje al gran compositor cubano interpretando sus piezas más conocidas como Dame de tus rosas, Rosa la china, La señora Luna o María la O.

“En Dame de tus rosas escuchamos una pieza evocadora, lenta y algo melancólica acompasada por tenues acordes al piano y una bella melodía de bolero. En María la O es una zarzuela, el piano lleva una melodía muy marcada y danzable con un ritmo en el que percibimos las inconfundibles raíces cubanas del compositor. Es una pieza muy pintoresca que invita a dejarse llevar.

Huberal Herrera realiza una brillante interpretación de La Malagueña que compuso el maestro Lecuona para el piano, perteneciente a la suite “Andalucía”, una obra de gran belleza musical con un sonido entre lo castizo, lo andaluz y lo oriental. Rosa la china es otro gran clásico del compositor cubano que Ruimonte y Herrera interpretan con gran sensibilidad y dramatismo. Destacan de nuevo los agudos que tiene la obra, que la soprano ejecuta mostrando un gran dominio de su voz. La pieza combina parte cantada con pequeñas estrofas de versos recitados.

En definitiva Rosas para Lecuona recoge un repertorio entre lo culto y lo popular que prueba la gran sensibilidad del compositor y sus dotes poéticos y musicales.”

Ana R. Colmenarejo. Melómano. Núm. 243, Julio-agosto 2018, año XXIII.

ERNESTO LECUONA – BREVE BIOGRAFIA

Ernesto Lecuona y Casado (6 de agosto, 1895 – 29 de noviembre, 1963) fue un compositor y pianista cubano de fama mundial. Compuso más de seiscientas obras. Nació en Guanabacoa, cerca de La Habana, en Cuba. Lecuona estudió en el Conservatorio Peyrellade de París con Antonio Saavedra, Maurice Ravel and Joaquín Nín. A los 16 años se graduó en el Conservatorio Nacional de La Habana con Medalla de Oro en interpretación. Debutó en 1916 en el Aeolian Hall de la ciudad de Nueva York.

Su zarzuela más famosa, María la O, se estrenó en La Habana en 1930. Fue un prolífico compositor de canciones y música para escenario y cine así como de concierto. Sus obras de zarzuela y obras clásicas integraban los ritmos cubanos y afrocubanos, en las suites, sinfonías y en canciones populares como por ejemplo Siboney, Malagueña y Andalucía (que se popularizó en los Estados Unidos como The Breeze And I). Su canción Always in my Heart (originalmente, Siempre en mi Corazón) fue nominada a los Oscar por la mejor canción en 1942, llevándoselo finalmente la canción Blanca Navidad o White Christmas. (Su hermana Margarita Lecuona escribió Babalú, popularizada en los Estados Unidos por Desi Arnaz en el famoso The Lucy Show). Ernesto Lecuona murió en Tenerife en las Islas Canarias en España, la tierra de su padre, y fue enterrado en Hawthorn, New York cerca del río Hudson.

Huberal Herrera dijo:

“Conocí personalmente a Ernesto Lecuona en los años 50. Era un hombre alto, de cabello negro, con ojos expresivos y de poco hablar, aunque cordial y asequible. En su casa siempre rodeado de amigos, se producían espontáneamente una especie de veladas donde unos cantaban y otros tocaban el piano. En aquella ocasión, fui yo quien, a petición suya, se sentó a tocar… Luego de sus elogios me preguntó a qué me dedicaba, y le conté que, a la sazón, ya tenía tres títulos universitarios de especialidades en Derecho y había concluido también mis estudios de piano, lo cual le asombró sobremanera dada mi juventud en aquel momento. A partir de ese día iniciamos una gran amistad… Me proporcionó la oportunidad de interpretar sus obras… Me dio consejos que, hasta hoy, me han resultado muy valiosos para comprenderlas mejor, y también me favoreció obsequiándome con varios manuscritos de obras inéditas que tuve la suerte de estrenar”.

HUBERAL HERRERA – BIOGRAFIA

Huberal Herrera nació en Mayarí en la provincia de Holguín en Cuba en 1929. En 1932 se trasladó a La Habana y en 1936 ingresó en el Conservatorio Hubert de Blanck estudiando piano con Arcadio Menocal, solfeo con Hortensia Rojas y se graduó en 1944. En el 1951 recibió el doctorado en Derecho por la Universidad de La Habana, y se graduó en Derecho Administrativo y Derecho Diplomático y Consular en 1954. Trabajó en el Tribunal de Cuentas hasta 1957.

En 1952 ingresó en el Conservatorio Municipal de La Habana, hoy llamado Amadeo Roldán, donde estudió armonía, contrapunto con Harold Gramatges y pedagogía musical con Argeliers León. En 1954 debutó con un concierto en el Lyceum Lawn Tennis Club. De 1957 a 1959 realizó una gira que le llevó a numerosos países de Europa, Medio Oriente y Asia. Perfeccionó sus estudios de música española en Madrid con Juan Bernal.

Fue uno de los fundadores de la UNEAC, Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Ha recibido prácticamente todos los premios nacionales de cultura cubanos, que incluyen la Distinción “Nicolás Guillén”, la Medalla de Oro a la cultura nacional, la Medalla Raúl Gómez García, la Distinción La Giraldilla, el Punta de Silex, la Gitana Tropical, varios Diplomas de Mérito y el Premio de Honor Cubadisco 2019. Ha sido maestro durante 26 años. Con más de 60 años de carrera, Huberal Herrera ha actuado en concierto en Cuba y en el extranjero en numerosas ocasiones, en el Caribe, Latinoamérica y Europa, así como en Egipto, Líbano, China, Korea y los Estados Unidos.

Huberal Herrera es reconocido en todo el mundo como uno de los mayores y más fieles y refinados intérpretes de Lecuona.

En España, en la década de 1990, Herrera grabó la versión definitiva de las obras para piano de Lecuona, lanzada internacionalmente en un triple CD por DECCA y Sello Autor de SGAE. Su grabación de La Comparsa de Lecuona se incluyó en el disco de la Virgin Records del 2000 titulado The Best Cuban Album in the World . . . Ever!.

El compositor y director de orquesta Gonzalo Roig dijo:

“Huberal Herrera es un pianista brillante que posee bello sonido como los grandes virtuosos de ese instrumento y quien interpreta la música cubana como siempre la queremos escuchar”.

PRESENTACIONES PUBLICAS

Ana María Ruimonte ha actuado en concierto Rosas para Lecuona con el pianista Huberal Herrera en el Teatro Bellas Artes, Museo de la Música y Biblioteca Nacional de La Habana, en el Museo de la Música en Santiago de Cuba, en el Instituto Cervantes en Nueva York, en la Philadelphia Art Alliance, en An Die Music en Baltimore, y en la radio CMBF y TV en La Habana y Radio Revolución en Santiago de Cuba. En 2017, actuó en concierto en Madrid con el pianista Alberto Joya y presentó el CD en Radio Gestiona de Madrid.

Apareció con el maestro Huberal en la TV de Cienfuegos en enero de 2020.

COMENTARIOS ADICIONALES

“Tiene una presentación exquisita, la grabación suena muy bien, está muy bien mezclado, el maestro Herrera, inconmensurable, y tu voz y sentimiento, preciosos ambos. De Lecuona está todo dicho. Enhorabuena y muchas gracias por acordarte de mí. “

Julio Sánchez Andrade, profesor de percusión del Conservatorio de Música de Oviedo.

“Su disco: muy bonito muy bonito. Está muy bien hecho. La grabación es estupenda. Bueno eso es lo secundario. Lo principal es que usted canta muy lindo y Huberal hace un trabajo muy magnífico. El piano del suena muy bien. el disco muy bonito y la felicito porque la selección de canciones de Lecuona es estupenda. Algunas no las conocía y hay dos o tres que son realmente muy hermosas. Muy hermosas obras.”

Aurelio de la Vega, compositor. Profesor Emérito de la Universidad Northridge del estado de California.

“Lo primero, déjame decirte que me conmovió profundamente tu maravilloso CD Rosas para Lecuona.  Tu voz bonita y única con el acompañamiento de Huberal Herrera es verdaderamente una maravilla. Escuchar las canciones me transportó a mi niñez cuando escuchaba a mi padre que era un pianista extraordinario tocar la mayor parte de estas canciones de oído. Como sabes en mi CD interpreto Siempre en mi corazón de la manera que Lecuona la grabó en su grabación para la NYC RCA en 1954. Es maravilloso escuchar cómo sus ideas originales las habéis configurado para voz y piano. Otra de las canciones que me encantan es Rosa la China. Qué maravilla escucharla para voz y piano como todas las demás canciones en este álbum. Huberal hace un gran trabajo acompañándote en en estas canciones. Me encanta la manera en que él interpreta el material de las canciones pues son armonías son muy ricas además de bellas. Más adelante, veré si puedo conseguir sus grabaciones de la obra completa de Lecuona que él grabó hace aproximadamente 22. Así que, de nuevo, déjame decirte, Ana María, cuán profundamente me ha conmovido vuestro álbum.”

Antonio Iturrioz, pianista.

“Ana María Ruimonte nos entrega lánguidamente flores latinas que llegan como miel para los oídos. Juventud se sustenta sobre profundas sentimientos personales que producen una respuesta espiritual con la misma intensidad.”

The Akademia entrega el premio a la mejor canción latina en Agosto 2018.

Owlsong Shop

Check out all our releases

VISIT THE SHOP